Lo que nos faltaba del cambio climático

| noviembre 30, 2009

No existen ordenadores seguros ni privacidad a salvo de mirones informáticos. Esta enseñanza todos la sabemos pero no somos del todo conscientes de ella hasta que nos toca en carne propia.

A los valedores del cambio climático esta moraleja les debe estar revolviendo las entrañas luego de que unos hackers hayan interceptado correos enviados entre científicos que defienden públicamente el origen antropogénico del calentamiento global.

En estos correos queda evidenciado que durante años se han ocultado datos y se han falseado otros que no reafirmaban las ideas de sus tesis catastrofistas.

Para los que no nos convencemos con la primera idea, los que hemos tenido dudas sobre la objetividad del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), los que sabemos que existe algo que se llama Período Medieval Cálido y otro como Holoceno Máximo (éste último durante la edad del Bronce con temperaturas, incluso más altas que las actuales y sin emisiones de CO2 por parte del hombre), para los que hemos leído que ha habido en la historia humana concentraciones más altas de CO2 en la atmósfera sin que haya habido alteraciones significativas del clima, y para los que creemos que el aumento del CO2 es consecuencia del aumento de temperaturas y no al revés, esto es simplemente un argumento más para tener dudas sobre la objetividad de ciertos progresistas prefabricados.

Con los datos actuales es improbable asegurar que el hombre sea el culpable del cambio climático. Existen muchas dudas razonables que nos hacen preguntarnos si es que estamos ante uno de tantos ciclos naturales donde ha habido aumentos y descensos de las temperaturas del planeta durante milenios.

Lo triste de esta situación, de confirmarse la investigación que se realizará para analizar el hecho, es la cantidad de millones de dólares que se han invertido en frenar el cambio climático, los miles de millones gastados en promocionar la idea de el hombre es un ser malo, muy malo que está destruyendo el planeta haciendo lo que parece ser el octavo pecado: consumir.

Hemos hecho cumbres, encuentro globales donde nuestros políticos se ponen ahítos de langostinos y vino caro, hemos frenado empresas y proyectos económicos que podrían haber sacado a personas de la pobreza en África y muchos países del tercer mundo, y todo por datos que algunos malintencionados enemigos de la verdad han manipulado para hacernos creer lo que ellos consideran que debemos creer.

Pues lo que nos faltaba del cambio climático: que alguien demuestre lo que muchos creemos, que es el gran camelo del siglo XX.

Loading Facebook Comments ...

Comentarios (2)

 

  1. Anonymous dice:

    Bueno si comen langostino no es que estén gastando mucho dinero (Langostino Cocido "Prime Quality" 30-40 piezas/kg 16,50€).
    En cuanto al vino "caro"; depende de cuan caro, caro es siempre demasiado impreciso.
    Por otra parte me extraña mucho que "nuestros políticos se pongan ahítos de langostinos y vino caro".
    ¿Trufa Blanca? ¿Caviar Sevruga? ¿Carne de Kobe? ¿Un vino Romanée Conti? Quizás. Precisión, precisión, precisión, precisión….

  2. Hector García Quintana dice:

    Pues creo que tienes razón, querido anónimo. Se ponen ciegos de mucho más que langostinos y vino. Pero es una forma de comentar que comen bien, ya que no me negarás que comer langostinos lo es. Y langostinos no todos valen 16,50€, en especial dependiendo del plato que te pongan delante, ja, ja, ja.

Escribir comentario

Últimos comentarios

  • Daniel:

    Ví la versión original (para algunos "editada") y me encantó. Ese encantó me llevó a quedarme pegado...

  • paco:

    Ese dilema ya tiene solución: El dilema del tranvía http://www.margencero.com/almiar/dilema-del-tranvia/...

  • Anonimo:

    Gracias... A veces siento que no valgo nada como persona y que soy insignificante. Supongo que no podre...

  • Víctor:

    Tuve la oportunidad de verla por primera vez en renta, sin palabras, la mejor película que he visto...

  • Mónica:

    Mi película favorita. Encantadora, tierna, profunda. Para mí se quedará así. Como ese amor de...

  • cris:

    Carmen, estoy de acuerdo contigo. Ninguna variante es inferior a otra. Un idioma que no cambia con el...

Escrito por Hector García Quintana