Mis respuestas al cuestionario Proust

| febrero 21, 2014

Proust Questionnaire“Conócete a ti mismo”, es el aforismo que -no en vano- fue escrito en piedra en el templo de Apolo, en Delfos. En clase de Idioma francés, en la universidad, la profesora nos pasa varias preguntas del llamado Cuestionario Proust como parte de un juego para conocernos mejor entre nosotros. He sabido que el célebre cuestionario fue muy atractivo entre las familias parisinas del siglo XIX y que Marcel Proust lo popularizó hasta lo que se ha convertido hoy.

Como me quedé con ganas me atreví a hacerlo por mi cuenta. Ahí va:

1.– ¿Principal virtud de su carácter?

La perseverancia. Casi nada me detiene.

2.– ¿Qué cualidad aprecia más en un hombre?

La tolerancia, o quizás la capacidad de ir más allá de los coches y el deporte.

3.– ¿Y en una mujer?

La inteligencia, o quizás la capacidad de ir más allá de la moda y las compras.

4.– ¿Qué aprecia más de sus amigos?

El optimismo. La gente pesimista te roba las fuerzas.

5.– ¿Su principal defecto?

La timidez. He aprendido a ocultarla, aunque, no siempre. Tengo días, cuando escribo, que soy insoportable. Algunos de mis amigos o mis exs lo pueden atestiguar.

6.– ¿Su ocupación favorita?

No puedo escoger entre leer y escribir; aunque si me obligaran a dejar de hacer una de las dos dejaría de leer, siempre que pudiera aprovechar lo ya leído.

7.– ¿Su ideal de felicidad?

Como casi cualquier ser humano: despertar junto a la mujer que amo y me ama, luego de una noche intensa, desayunar juntos comentando un libro o una película.

8.– ¿Cuál sería su mayor desgracia?

Que perdiera parte o toda la memoria. Me aterra no poder recordar quien soy y lo poco que mi cerebro me deja recordar de lo aprendido.

9.– Si no fueras tú, ¿quién te gustaría ser?

Difícil ponerme en la piel de otros. Estoy satisfecho de haber sufrido y ser feliz con lo que he vivido. Aunque algo cambiaría, desde luego.

10.– ¿En qué país desearía vivir?

España. Más especialmente, en Madrid. Si no pudiera, quizá una ciudad fronteriza y pequeña, entre España y Francia.

11.– ¿Su color favorito?

El rojo. Nunca he entendido por qué, dado que representa, entre otras cosas, el comunismo, al que odio por sobre todas las cosas.

12. – ¿La flor que más le gusta?

Nada original. La rosa.

13.– ¿El pájaro que prefiere?

Alguna rapaz, quizás el águila.

14.– ¿Sus autores favoritos en prosa?

Herman Hesse, Thomas Mann y Mario Vargas Llosa, por ese orden.

15.– ¿Sus poetas?

Kavafis me deja sin aliento.

16.– ¿Un héroe de ficción?

Jean Valjean. Su entereza y capacidad para no dejarse vencer es asombrosa.

17.– ¿Una heroína?

Scarlett O’Hara. Otro espíritu indomable.

18.– ¿Su compositor favorito?

Entre Beethoven y Chaikovski, el dramatismo de ambos es pulcro y admirable. Aunque la exquisita banalidad de Vivaldi me fascina.

19.– ¿Su pintor preferido?

Debería mejor decir que me gustan el renacentismo y el impresionismo, pero si tuviera que escoger: entre Boticelli y Gauguin. Tengo con Rembrandt un punto de fascinación inexplicable.

20.– ¿Su héroe de la vida real?

Difícil escoger. Sócrates y Platón son dos partes del mismo tronco filosófico. Siento admiración por los que me ayudan a conocerme.

21.– ¿Y heroína de la vida real?

Marie Curie. Admiro la gente que lucha contra las injusticias con su trabajo, con el esfuerzo del día día, demostrando su valía con su talento, no con revoluciones.

22.– ¿Su nombre favorito?

Samuel, el de mi hijo.

23.– ¿Qué es lo que más detesta, por sobre todas las cosas?

Además del comunismo, la necedad. No soporto la gente que polemiza sobre cosas que no sabe.

24.– ¿Una figura histórica que le ponga mal cuerpo?

Atila, el Huno.

25.– ¿Un hecho de armas que admire?

El llamado día D. La batalla de Normandía. Todos los factores que se debieron tener en cuenta para que no fuera un fracaso aún me desconciertan.

26.– ¿Qué don de la naturaleza desearía poseer?

Volar.

27. – ¿Cómo le gustaría morir?

Nunca lo he pensado. Imagino que con la memoria intacta y rodeado de gente que me quiera.

28.– ¿Cuál es el estado más típico de su ánimo?

Reflexivo. Todo lo que escucho y miro lo estoy pasando por mi detector de mierda. Aunque no lo parezca.

29.– ¿Qué defectos le inspiran más indulgencia?

Probablemente todos, siempre que me hablen con sentido común.

30.– ¿Tiene un lema?

“No puedo cambiar la dirección del viento pero sí ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino”. (James Dean)

Loading Facebook Comments ...

Escribir comentario

Últimos comentarios

  • Daniel:

    Ví la versión original (para algunos "editada") y me encantó. Ese encantó me llevó a quedarme pegado...

  • paco:

    Ese dilema ya tiene solución: El dilema del tranvía http://www.margencero.com/almiar/dilema-del-tranvia/...

  • Anonimo:

    Gracias... A veces siento que no valgo nada como persona y que soy insignificante. Supongo que no podre...

  • Víctor:

    Tuve la oportunidad de verla por primera vez en renta, sin palabras, la mejor película que he visto...

  • Mónica:

    Mi película favorita. Encantadora, tierna, profunda. Para mí se quedará así. Como ese amor de...

  • cris:

    Carmen, estoy de acuerdo contigo. Ninguna variante es inferior a otra. Un idioma que no cambia con el...

Escrito por Hector García Quintana