Capitán Abu Raed. La importancia de las decisiones

| julio 5, 2010

Si estás leyendo esto empiezo por pedirte que saques algún tiempo y busques esta magnífica película jordana que se llama Capitán Abu Raed.

Un anciano solitario que trabaja en el equipo de limpieza de un aeropuerto que encuentra un día una gorra de piloto en un cubo de la basura de los que día a día limpia en su trabajo.

Encontrar esta gorra es un hecho insustancial, apenas un objeto desechado por otro que no lo necesitaba, pero es la fuente de un cambio en la historia, es la epifanía (anagnórisis) que vuelca el argumento para presentarnos alguien que sale de la soledad para fantasear sobre otros mundos que sólo conoce por los libros, pero haciendo más bella la vida de otras personas.

Esta es una de esas películas que no tiene actuaciones magistrales, sino convincentes, no tiene excepcionales tomas de cámara ni la más excelente fotografía o efectos especiales que tienen las grandes producciones americanas, pero sí las necesarias para convencernos. Es simplemente una película bien hecha sobre lo que más nos debería importar en esta vida: los seres humanos.

Un filme hecho de afectos, de sentimientos y de sueños. Como el buen cine luego del primer impacto sobre su descubrimiento; sin tantos efectos, sin tanto artificio, pero con los necesarios argumentos para enfrentarnos a varios conflictos humanos donde es imposible no reflexionar, no tomar partido.

Hay imágenes inolvidables, como aquellas donde el director, Amin Matalqa, nos refuerza el ambiente de soledad de Abu Raed, las tomas áreas de la ciudad, los rostros de los niños mientras sueñan con las historias de este anciano, y las escenas de los aviones, como ejemplos de la libertad.

Me quedo con el hecho de que todos tenemos un talento, todos tenemos algo qué ofrecer a los demás; sólo debemos hacer un esfuerzo para salir de nuestra coraza para saberlo. Y sobre todo nos queda una enseñanza, una gran moraleja: si puedes ayudar a alguien no tengas la más mínima duda, le puedes cambiar la vida.

 

Loading Facebook Comments ...

Escribir comentario

Últimos comentarios

  • Daniel:

    Ví la versión original (para algunos "editada") y me encantó. Ese encantó me llevó a quedarme pegado...

  • paco:

    Ese dilema ya tiene solución: El dilema del tranvía http://www.margencero.com/almiar/dilema-del-tranvia/...

  • Anonimo:

    Gracias... A veces siento que no valgo nada como persona y que soy insignificante. Supongo que no podre...

  • Víctor:

    Tuve la oportunidad de verla por primera vez en renta, sin palabras, la mejor película que he visto...

  • Mónica:

    Mi película favorita. Encantadora, tierna, profunda. Para mí se quedará así. Como ese amor de...

  • cris:

    Carmen, estoy de acuerdo contigo. Ninguna variante es inferior a otra. Un idioma que no cambia con el...

Escrito por Hector García Quintana