El mejor país del mundo

| noviembre 5, 2010

No existe “el mejor país del mundo”. Existen, empero, razones objetivas que permiten identificar dónde se puede estar mejor porque hay un acceso más fácil a elementos que condicionan el nivel de vida.

Hablamos del acceso a la salud y la educación, de la renta percápita, de la calidad democrática, prosperidad económica, esperanza de vida y otros etcéteras. Todos ellos son evidencias tangibles que permiten asegurar que es mejor vivir en la República Checa que en El Congo.

Sin embargo existe la percepción individual que todo lo afecta. En España los medios de comunicación hacen énfasis –algunos creen que desmesurado– en la tasa de paro española, la más alta de todos los países desarrollados, y de paso la percepción de la gente que busca trabajo es la misma: hace 8 años tenías al menos dos o tres entrevistas de trabajo por semana, ahora es un lujo cuando tienes dos al mes o cada dos meses.

La calidad democrática española está así mismo por debajo de otros países de su entorno, hay elementos básicos como que el jefe del estado no es de libre elección, que no existe un límite de años para los funcionarios políticos de libre elección y que la corrupción, si bien ha disminuido debido a la caída del sector de la construcción, es bastante alta comparada con otros países de su entorno.

La economía española ahora está estancada, en gran medida responsabilidad de una tardía toma de medidas para la crisis por parte del gobierno socialista y existen mayor cantidad de personas que se ven obligadas a usar los servicios de organizaciones benéficas como Cáritas, que ha visto aumentar de forma estrepitosa las personas que piden ayuda en sus oficinas.

Sin embargo, la ONU –o su filial el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD)– en su índice de desarrollo de 2010 ha colocado a España en el lugar veinte (20) de los países donde mejor se puede vivir. Un puesto por encima del año anterior y por delante de Italia, Gran Bretaña, Grecia y Portugal.

Si le cuentas a un español pondrá el grito en el cielo y te dirá todos los defectos de España que no te quedarán ganas de vivir aquí, pero si al contrario le cuentas tú los defectos de España te dirá tantas virtudes que al final no quedará otra que decir: “como en España en ningún sitio”.

Ni una cosa ni la otra. La realidad es que España es un buen lugar para vivir, y este índice, discutible como cualquier otro ranking o lista de tops, es una muestra más de elementos que se aprecian cuando se viaja fuera de este país.

Hay un paro de miedo en España, una clase política francamente mejorable y otros elementos que impiden decir que aquí se vive mejor que en muchos otros países indudablemente más desarrollados. Pero la salud accesible a todos, aún con sus defectos; el clima cálido de forma general, aún con sus defectos; la gente más cercana al latino que al europeo frío del Norte, aún con sus defectos, hacen de este país un país de los más interesantes para vivir.

Existen mendigos, como en Cuba o Noruega, se cometen injusticias, como en Suiza o Zimbabue, y la educación tiene defectos, como la de Estados Unidos o República Dominicana, pero los casos individuales no desvirtúan la apreciación general. En España, con todos sus defectos, se vive bien.

Lo inadmisible es cuando la percepción individual se convierte en la base de un análisis general de un país. He visto el caso de conocidos que han vivido dos años en un pueblito perdido de Galicia o Extremadura y se van a Portugal o Estados Unidos diciendo que en España se vive mal. U otros que han estado un año trabajando en un bar de Aranjuez sin salir a Madrid capital y se van de España diciendo que no existen trabajos de teleoperador en España.

Si nos ponemos así habría que preguntar por qué hay tantos cubanos (menos que al revés, evidentemente) que vienen de Estados Unidos a España diciendo que aquí al menos, se trabaja para vivir, no al revés como en el pais del Norte.

Por desgracia te puede ir bien o mal donde quiera que vivas, pero te podrás labrar un futuro en Haití u Holanda si te pones a ello. Lo malo es cuando no tienes talento, no tienes ambición, no tienes vocación personal y la culpa de tus defectos la cargan tu familia por no cumplir todos tus caprichos, el país donde vives por no darte un salario sin hacer nada o las personas que en él viven porque te parecen pedantes y necias.

Deberías mirarte por dentro porque vivir bien o mal, ser feliz, en resumidas cuentas, es algo que te corresponde a ti  y está dentro de ti mismo, vivas en Bolivia o Suecia.

Por cierto, un dato curioso: Cuba ha sido excluida del dato de este año porque al parecer existen datos poco fiables de sus niveles de desarrollo. ¿Curioso no? Si es apenas una dictadura.

http://hdr.undp.org/es/estadisticas/

Loading Facebook Comments ...

Escribir comentario

Últimos comentarios

  • Daniel:

    Ví la versión original (para algunos "editada") y me encantó. Ese encantó me llevó a quedarme pegado...

  • paco:

    Ese dilema ya tiene solución: El dilema del tranvía http://www.margencero.com/almiar/dilema-del-tranvia/...

  • Anonimo:

    Gracias... A veces siento que no valgo nada como persona y que soy insignificante. Supongo que no podre...

  • Víctor:

    Tuve la oportunidad de verla por primera vez en renta, sin palabras, la mejor película que he visto...

  • Mónica:

    Mi película favorita. Encantadora, tierna, profunda. Para mí se quedará así. Como ese amor de...

  • cris:

    Carmen, estoy de acuerdo contigo. Ninguna variante es inferior a otra. Un idioma que no cambia con el...

Escrito por Hector García Quintana