2018 en 10 libros, películas y series

| diciembre 30, 2018

Advertencia, puede haber spoilers. Sigue si te interesa la experiencia del disfrute, déjalo si crees que saber el final arruina la ficción.

La ficción es una caja de emociones donde cada cual se queda con lo que más le llama la atención. Aunque nadie me lo ha pedido aquí reúno parte de lo consumido este año para intelecto y disfrute. No es canon, ni una lista de lo mejor; simplemente lo que este año me ha emocionado, marcado o llamado la atención, aunque sea una obra de los tiempos de Matusalén.

Curiosidades: Me doy cuenta que mis lecturas de este año, salvo excepciones, han estado muy condicionadas por la tesis de doctorado que realizo en estos momentos. Pero ni es un año perdido y ya volveré a leer ficción de manera arbitraria y menos racionalizada.

Las series que me llamaron la atención, salvo alguna, no han sido las más premiadas ni las más vistas, lo cual me da una buena pista de que no ando muy preocupado por las modas de las grandes cadenas en lo que aprecio.

Las películas han sido tantas que alguna increíble se me habrá quedado. Pero es así mi vida actual: caótica y poco predecible.

 

LIBROS

10 The Wife, de Megan Wolitzer.

Quizás algo tendenciosa en la caracterización de los personajes siguiendo la corriente lógica del Mee Too, pero muy lograda novela que alcanza mejores cotas en su versión fílmica. Todo lo vemos desde el punto de vista −casi como ajuste de cuentas− de Joan, afianzando una fuerte denuncia feminista que gana terreno a la construcción de la ficción dejando, eso sí, una gran denuncia social de los patriarcales mecanismos que rigen la promoción cultural.

 

 

 

9 Para analizar cine y literatura, de Lauro Zavala.

Tuve la inmensa suerte de ser editor de este libro. Casi obligatorio (como casi todos los de este escritor y gran maestro) para los que se interesen por el cine y los libros más allá del simple disfrute emocional. El contenido de cada acápite arranca con la articulación de diversas preguntas que los espectadores nos hacemos antes, durante y después de ver una película, y continúa con las respuestas ofrecidas por distintas teorías del cine. Los argumentos ofrecidos, además, son igualmente válidos para el estudio de la narración literaria. https://elbarcoebrio.com/producto/para-analizar-cine-y-literatura/

 

8 Diario de una vagabunda, de Fumiko Hayashi.

Desconcertante, cruel, durísimo, pero lleno de una prosa hipnótica casi exclusiva de la literatura japonesa. La literatura de este país me desconcierta como pocas. https://www.casadellibro.com/libro-diario-de-una-vagabunda/9788494112577/2226008

 

 

 

 

 

7 Conversaciones con Buñuel, de Max Aub

Es un libro disperso; más bien un montón de hojas, grabaciones, notas, etc. que se publicaron tras la muerte de Aub que pretendía hacer una biografía novelada del director español. Es tanto el volumen de trabajo recopilado por Max Aub que se convierte en un texto fundamental para entender a Buñuel, el cineasta y la persona. http://www.agenciabalcells.com/autores/obra/max-aub/conversaciones-con-bunuel/

 

 

 

6 Una pasión literaria, de Anäis Nin & Henry Miller

No soy objetivo cuando hablamos de amor. Dice Paul Auster “…dos personas, a través del deseo, pueden crear algo más poderoso de lo que ninguna de ellas podría crear sola.” Quizás por algo de chismoso que vive en mí, las cartas de amor entre grandes escritores y/o artistas me obligan a la indagación. Antes lo hicieron Günther Anders (La batalla de las cerezas: Mi historia de amor con Hannah Arendt) y James Joyce (Cartas de amor a Nora −diría yo, altamente eróticas). Esta correspondencia entre Anäis Nin & Henry Miller me quita el aliento.

 

 

 

5 Mis líos con el cine, de John Irving.

Irving trata de primera mano el arduo e insólito trabajo que significa pasar de un texto escrito a una obra cinematográfica, por pequeña que sea la escena de la película. Lo mejor de este libro: las herramientas del escritor que se aprenden y su exquisito sentido de la ironía. Una muestra: “Cuando me apetece ser director de cine, escribo una novela”.

 

 

 

 

4 Recordando al Mr Maughmam, de Garson Kanin.

Tampoco soy del todo objetivo con Maughmam, un escritor cuyas sombras no le impidieron escribir grandes obras maestras como El filo de la navaja o Servidumbre humana. Kanin reúne sin orden cronológico y de forma algo dispersa sus encuentros con el escritor. Un fresco para comprender mejor la contradictoria personalidad de Maughmam.

 

 

 

 

3 Feliz Final, de Isaac Rosa.

Me matan las historias de amor bien hechas y esta lo es. Un amor que termina, pero contado a partir del final. Me puso a pensar si merece la pena que publique la novela que estoy terminando de revisar. Pero sí, la mía es diferente. https://www.planetadelibros.com/libro-feliz-final/273103

 

 

 

 

 

 

2 Cuentos completos, de John Cheever.

Me atreví con su cuento “Reunion”, con el objetivo de practicar mi inglés antes de partir a Los Ángeles, para investigar en la UCLA. Me cautivó su construcción narrativa. Uno de los grandes cuentistas. https://www.casadellibro.com/libro-cuentos-completos/9788490063958/2029444

 

 

 

 

 

1 Cuentos de amor, de Junichiro Tanizaki

Otra vez un japonés. Era yo un reacio desconocedor de la literatura japonesa hasta que Haruki Murakami me abrió las puertas. Hay algo en Tanizaki que te obliga a seguir y a seguir y a seguir, hasta consumir todo lo que escriba. No te engañes con el título, hay cuentos de amor, pero también hay otros que no sabes cómo catalogar. https://www.casadellibro.com/libro-cuentos-de-amor/9788420413617/2739881

 

 

 

 

 

PLUS

Cuentos Completos, de Roald Dahl.

Uno de los más reconocidos autores para niños y jóvenes, pero con textos para todos los públicos. Llegué a él por su cuento “Lucky Break: How I Became A Writer” también con el objetivo de practicar mi inglés. Un escritor de pura raza. https://www.amazon.es/Cuentos-completos-Roald-Dahl/dp/8420410802

 

 

 

 

How did Lubitsch Do It – Joseph McBryde

¿Has oído hablar del toque Lubitsch? Lo intenta explicar un historiador, profesor en la universidad de San Francisco y guionista reconocido. Quizás lo mejor es tratar de acercarnos al director del que Willy Wilder tenía un poster en su oficina que decía: ¿Cómo lo habría hecho Lubitsch?

 

 

 

 

 

PELÍCULAS

10) Everybody Knows, de Asghar Farhadi.

Esta película me ha dejado muy desconcertado. ¿Merece la pena ser bondadoso hasta lo irracional por una verdad a medias? La dirección de actores es increíble y tiene un final para preguntarse: ¿Y ahora qué?

 

 

 

 

 

9) Hold the Dark, de Jeremy Saulnier.

Apuesta de Netflix por una película que ocurre entre el terror y el thriller en zonas muy desoladas de Alaska. Soberbias las actuaciones y una gran puesta en escena donde destaca el enfrentamiento a tiros en una cabaña para detener a un sospechoso. https://www.filmaffinity.com/es/film625024.html

 

 

 

 

 

8) The Wife, de Björn Runge.

Pocas veces puede decirse y por ello es poco convencional, pero es mejor adaptación que la novela original de Wolitzer. Con un trazado de personajes muy llamativo y donde lo importante es la historia, no la revelación final. http://hgquintana.com/the-wife-del-nosotros-al-yo/

 

 

 

 

 

7) Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, de Martin McDonagh.

Salió en 2017. Muy cerca de lo que hacen los Hermanos Coen, aunque decae en algunos diálogos de pocos personajes. Pero es una película redonda y bien hilvanada que demuestra aquella máxima del cine de autor. Merecedora de todos los premios que obtuvo y todos los que no. https://www.filmaffinity.com/es/film652266.html

 

 

 

 

 

6) A Ghost Story, David Lowery.

Historia de fantasmas, con sábanas y todo. Pero llena de una indagación filosófica sobre el ser humano que desborda todas las expectativas. Sorprendente el paseo dialéctico que realiza por la historia de la humanidad y que todavía me obliga a hacerme pre

guntas sobre esta película. https://www.filmaffinity.com/es/film802633.html

 

 

 

 

5) Den skyldige (The Guilty), de Gustav Möller.

Lo que diga es poco de esta película. Apenas con 10 actores, de los cuales sólo vemos a cerca de 7 y escuchamos al menos tres o cuatro más. Un agente del servicio de atención a urgencias que se ve involucrado en una truculenta y salvaje historia de un secuestro en la sólo depende de un teléfono y su capacidad como policía. Inquietante, dura y con un final que nos deja con mil reflexiones por segundo.

 

 

 

 

4) Roma, de Alfonso Cuarón.

¿Qué decir de ella que ya no hayas leído o escuchado? http://hgquintana.com/roma-la-experiencia-sensorial-como-reflexion/

 

 

 

 

 

 

3) Cold War e Ida, de Paweł Pawlikowski

Son en realidad dos películas del mismo director Paweł Pawlikowski, mi descubrimiento excepcional de este año. Un director-autor que seguirá dando qué hablar con su apuesta arriesgada por un cine poco convencional y que gira más hacia los clásicos. http://hgquintana.com/cold-war-e-ida-cine-clasico-en-el-siglo-xxi/

 

 

 

 

2 The Killing of a Sacred Deer, de Yorgos Lanthimos.

El asesinato de un ciervo sagrado, como casi todo el cine de este increíble cineasta, no es una película fácil. Narrativa o argumentalmente no tiene problemas de comprensión. ¿Dónde está entonces el problema? En el conflicto moral que plantea, en la desgarradora idea de un cirujano que, para salvar a su familia, está obligado a escoger entre dos soluciones que ponen en entredicho todo lo que podamos creer o entender sobre nuestra moral o nuestra capacidad de empatía como seres humanos. Yorgos Lanthimos es, probablemente mi director favorito en el siglo XXI http://hgquintana.com/entre-el-cine-de-palomitas-o-la-revolucion-de-las-neuronas/

 

 

 

1 Testről és lélekről (On Body and Soul), de Ildikó Enyedi.

Repito: La ficción es una caja de emociones donde cada cual se queda con lo que más le llama la atención. Desde mi punto de vista, la mejor película que he visto desde Red Violin (1998). Estamos ante una historia pulcra e inteligente, un argumento impecable y una posición de la cámara que provoca emociones a borbotones. Una historia de amor, de sueños, de seres quebrados y unidos por algo que está más allá de la vida simple y los aspectos materiales.

 

 

 

 

 

 

PLUS

Possum, de Matthew Holness. Durísima. Llena de dobles mensajes y situaciones para llenar el cerebro con mil explicaciones que nos incomoda y desconcierta no saber. Si me preguntas a qué genero pertenece esta película la respuesta más concreta sería: No sé.

 

 

 

 

 

 

 

Hagazussa, de Lukas Feigelfeld. Muy inquietante y extraña. No sé si tendría estómago para volverla a ver, pero me gustaría ver algunosdetalles que me volaron la cabeza mientras la veía.

 

 

 

 

 

 

La Región Salvaje de Amat Escalante. Otra que hay que llenarse de valor y ganas para verla y que deja más preguntas que respuestas.

 

 

 

 

 

 

 

SERIES

10 Le Bureau des Légendes, Cuarta temporada, de Éric Rochant.

Considerada por muchos la mejor serie francesa de todos los tiempos. No puedo dar fe porque no he visto todas las series realizadas en este país, pero esta, con su cercanía a la realidad (algunos ya hablan de hiperrealismo) del mundo de los espías, sería una fuerte candidata a dicho galardón.

 

 

 

 

 

9 Better Call Saul, Temporada Cuarta, de Vince Gilligan y Peter Gould.

Con un tempo increíblemente lento, lo que la convierte en un gran riesgo del que va saliendo airosa en cada temporada. Una gran escindida de Breakind Bad sin que, según creo, logre llegar tan lejos como aquella. Seguro las conoces. 2 por 1; porque la temática es parecida y, aunque alejadas en tiempo y espacio, comparten cierta unidad estética y temática. Recomendables las dos. Jamás podrás explicarte por qué te pones de parte de Jimmy McGill, un tipo tan reprochable como entrañable.

 

 

 

8 Seven Seconds, de Veena Sud.

Cancelada tras una temporada, quizás por las prisas de Netflix. Lo más interesante en la ficción no es contar una historia, sino contarla haciendo que nuestros prejuicios y dogmas más afianzados se vean sometidos a la picota. Si te gustan las historias de buenos y malos esta no es tu serie. http://hgquintana.com/seven-seconds-lo-politicamente-correcto-es-el-problema/

 

 

 

 

7 The First, de Beau Willimon.

Desconcertante historia futurista con un gran intercambio interpretativo entre Sean Penn y Natascha McElhone que recupera una de las bases fundamentales de la ciencia ficción clásica, hablar de temas humanos. Lo de menos es que la serie ocurra en un futuro viaje a Marte sino los conflictos humanos alrededor del viaje estelar.

 

 

 

 

 

6 The Good Fight, de Michelle King, Robert King y Phil Alden Robinson.

Las mujeres al poder. Un guion y unos diálogos que te dejan con la boca abierta. Una serie que viene escindida de The Good Wife, pero con varios de los mejores personajes y mejorando conflictos y los argumentos. Si alguna vez se puede decir que un Spin-off es mejor que la original este es el caso. No te dejes embaucar con la teoría de que es una serie de abogados: es mucho más.

 

 

 

 

5 Black Mirror.

Tan inquietante como siempre. Con esta serie he escuchado de todo, positivo y negativo. Yo considero que gana con cada temporada. ¿Qué es lo más importante de nuestras vidas? Espero que la pregunta se mantenga en el plano filosófico y que nunca tengamos que preparar una misión suicida para conseguir un osito de peluche o crearnos un mundo electrónico en la nube para después de la muerte. http://hgquintana.com/el-problema-fundamental-segun-black-mirror/

 

 

4 A Very English Scandal

Si creías que Hugh Grant había llegado a lo más alto de su carrera, te equivocabas. Aquí se mete en la piel de Jeremy Thorpe, el líder del Partido Liberal británico, con un talento desbordante y único. Los personajes secundarios, quizás capitaneados por Ben Whishaw, son igual de magníficos. La primera escena de la serie, que ocurre en un restaurante, es inolvidable. Si no te gusta: “Yo estaría muy, muy, muy decepcionado.”

 

 

 

 

3 The Chi, de Lena Waithe.

Otra donde la verdad y la mentira pasan ante nuestros ojos sin que sepamos a qué árbol arrimarnos. Asesinatos y homicidios, es decir, muertes premeditadas o circunstanciales, que pasan en Chicago y nos llevan a reflexionar sobre el ser humano, las circunstancias que nos rodean y obligan a tomar unos caminos y no otros. Lo mejor anda en la reflexión sobre cómo nuestro entorno condiciona nuestras decisiones.

 

 

 

 

2 The Kominsky Method,de Chuck Lorre

Esta serie no es excelentísima, es el siguiente superlativo. En un mundo de series plagadas del mismo producto vendido con cajas diferentes es una joya tener este cruce actoral entre Michael Douglas, Alan Arkin y Nancy Travis. Quizás sea la serie que más me ha gustado en este año y en varios años. Una muestra:

-You see KC and The Sunshine Band are performing after dinner?

-That’s nice.

-Hope they don’t play “Shake Your Booty.” Might be in bad taste at a Parkinson’s dinner.

 

 

1 The Affair, Hagai Levi y Sarah Treem. Cuarta Temporada.

No soy objetivo porque retrata la vida personal y profesional de un escritor. No tengo más que elogios para esta serie, con un marco de relaciones personales dibujada con una exquisitez que ya envidiarían algunas novelas escritas y publicadas. Para sostener esta pintura bien acabada, las actuaciones no sólo son excelentes, sino que ayudan a introducirnos en ese dudoso caleidoscopio que es la realidad según quien la describe. http://hgquintana.com/the-affair-la-reescritura-de-la-verdad/

 

 

PLUS

Bosch, de Michael Connelly y Eric Ellis Overmyer

Trabajo policial realista. Poco aclamada y vista, pero excelente. Tuve la suerte de estar en Angels Flight, uno de los escenarios de la serie en Los Ángeles.

 

 

 

 

 

Fariña

La serie de narcotraficantes que faltaba a España. Nada que envidiar a la serie norteamericana, pero vista desde las costas de Galicia. El trabajo actoral es muy exquisito.

 

 

 

 

 

 

Narcos: México, de Carlo Bernard, Chris Brancato, Doug Miro.

Continuación de Narcos. Tengo la impresión de que ha ganado mucho la tercera temporada.

 

 

 

 

 

 

Sneaky Pete, de Bryan Cranston y David Shore.

Sneaky Pete es una serie que no acabo de entender por qué apenas se habla de ella. Es cierto que algunas situaciones se salen de una lógica convencional, pero engancha desde el primer minuto.

 

 

 

 

 

 

The Handmaid’s Tale, 

Esta la conoces seguro. Una de las más inquietantes distopías entre las diferentes series y películas, que no son pocas en este inicio del siglo XXI. Tienen algo de literatura-espejo, rebotarnos un reflejo probable de nuestras virtudes, pero, muy especial y, sobre todo, de nuestros defectos como especie. El realismo del futuro que presenta es tal que asusta imaginarlo.

Escribir comentario

Loading Facebook Comments ...

Últimos comentarios

  • Daniel:

    Ví la versión original (para algunos "editada") y me encantó. Ese encantó me llevó a quedarme pegado...

  • paco:

    Ese dilema ya tiene solución: El dilema del tranvía...

  • Anonimo:

    Gracias... A veces siento que no valgo nada como persona y que soy insignificante. Supongo que no podre...

  • Víctor:

    Tuve la oportunidad de verla por primera vez en renta, sin palabras, la mejor película que he visto...

  • Mónica:

    Mi película favorita. Encantadora, tierna, profunda. Para mí se quedará así. Como ese amor de...

  • cris:

    Carmen, estoy de acuerdo contigo. Ninguna variante es inferior a otra. Un idioma que no cambia con el...