Tragedia y laberinto

| abril 2, 2020

Cada tragedia tiene su laberinto, un obstáculo que parece insalvable. Y que puede ser insalvable.

En España, desde antes de comenzar la pandemia, una amiga tiene a un familiar ingresado por una grave enfermedad. He seguido lo que he podido su propia odisea en medio de este extraño contexto que lo opaca todo.

En el hospital se ha contagiado de COVID-19. Ha perdido las pocas esperanzas que tuvo. La última vez que lo vio fue enfundada en un traje con mascarilla y guantes y a dos metros de distancia.

Mientras hablábamos de su búsqueda de la salida al laberinto no sabía qué decir para aportarle algún alivio. Es lo más cerca que he tenido al maldito bicho, pero me arrancó una lágrima. Ella, sin embargo, me dijo: «Me has hecho sonreír.» ¿Qué decir después?

Escribir comentario

Loading Facebook Comments ...

Últimos comentarios

  • Y,:

    Leyendo por aqui tus cosas. Y pensando en la muerte, no en la propia, que al final creo que uno se muere...

  • Mar Pérez:

    Buenas tardes. Actualmente estoy cursando una maestría y para obtener mi título estoy presentando...

  • Gustavo Menendez Bernales:

    Acabo de ver la version extendida por primera vez despues de casi 30 anios de haber visto la version...

  • Daniel:

    Ví la versión original (para algunos "editada") y me encantó. Ese encantó me llevó a quedarme pegado...

  • paco:

    Ese dilema ya tiene solución: El dilema del tranvía...

  • Anonimo:

    Gracias... A veces siento que no valgo nada como persona y que soy insignificante. Supongo que no podre...