La victoriosa megaoperación de Apple

| junio 9, 2010

Steve Jobs es un vendedor genial. Es algo más que un vendedor o un comerciante al uso: es quizás el creador de una forma de vida sobre la base de vender, de crear productos que marcan pautas. La presentación del Ipad (ya lo fue antes el MacBook o el archiconocido Iphone) fue todo un espectáculo para exhibir como novedoso un aparato que ya existía varios años antes en el mercado pero al que su empresa le ha dado un toque personal y lo ha lanzado con sus propios programas y gadgets.

Lo interesante es que hasta ahora, todo –o casi todo– lo presentado por Apple han sido fenómenos de mercado, con miles de ventas, con millones de seguidores y fans incondicionales inmunes a las críticas, y ciegos a los defectos de los equipos de Apple, en algunos casos plagados de problemas y obstáculos para un usuario normal.

Conozco varias personas que se han dejado deslumbrar por un Iphone, ese teléfono con no pocos atrasos respecto a otros móviles más antiguos de otras marcas.

Como buen norteamericano conocedor de las reglas del mercado, Jobs, nos ha creado a los consumidores las ganas incontrolables de tener un Iphone, un Ipad o cualquier otro artilugio bonito que se les ocurra, y por muy poco útil que sea respecto a otros menos caros.

Es inexplicable que cuando salió Iphone, no tuviera una función tan sencilla como cortar y pegar, algo tan elemental en un móvil que ya venían haciendo Nokia o Samsung hace años. Pero esto no era todo.

El bluetooth, otra función elemental de un Smartphone, era incompatible con los miles de equipos existentes en el mercado, y todavía hay equipos con IOS (el sistema operativo que utiliza Apple en sus móviles) en sus primeras versiones al que tienes que esperar una actualización del sistema operativo para poder usar esta forma de conexión tan necesaria.

Algo muy importante que no saben muchos que tienen un Iphone es que si pierden su teléfono, no es necesario que alguien que lo encuentre sepa el pin para acceder a sus datos, basta simplemente con que conecten el Iphone a un equipo con GNU/Linux, y tendrán acceso a todo el contenido de la biblioteca multimedia, fotos personales, datos de navegación privados, etc. En fin, un grave problema de seguridad que ya está resuelto en los más nuevos 3Gs y supongo que en el recién 4Gs pero hay millones vendidos en la calle que siguen con este defecto.

Lo que sigue siendo imperdonable es que estos obstáculos y restricciones se repiten una vez tras otra en cada nuevo aparato de Apple.

No se entiende que el sistema Android venga con montones de restricciones para un uso normal que ya tienen móviles antiguos. Iphone viene sin radio, el 3G con una cámara miserable para un uso de usuario común y sin soporte para vídeos que ya usa más del 90% de los que tienen un Smartphone; pero aquí no queda, el Iphone 3G, supuestamente más avanzado y con todos los fallos anteriores corregidos, sigue teniendo problemas de llamadas perdidas y desconexiones aparentemente injustificables, sigue sin radio y con la misma cámara cicatera. Al parecer estas características aumentan en el Iphone 4Gs, pero, ¡ya podían haberlo hecho antes!

Igualmente es inexplicable que el novedoso Ipad no reproduzca formato flash, que estemos obligados a pasar por caja para tener novedades en el equipo porque todo está restringido, que no tiene (¡esto es más imperdonable todavía!) puerto de conexión para sincronizarlo a otros equipos, la batería no se puede quitar y poner a nuestro antojo porque viene incorporada, y tampoco dispone de salida de video.

No es que Apple fabrique malos equipos. Todos los aparatos que vienen con el sistema operativo Android, tienen, como norma general, mayor rapidez de operatividad que los demás con Symbian o Windows Mobile u otros tantos; visualmente son equipos bonitos, cargados de belleza estética y con mejor capacidad de multitarea (excepto el recién Ipad, algo que aún no logro comprender).  Y de la misma forma se pueden hacer listados igual de amplios sobre los fallos de otros móviles punteros de otras compañías.

El punto de diferencia es que los excesivos precios de los equipos fabricados por Apple, no se justifican para el producto que ofrecen, aunque sí para el ávido mercado que han creado. Es inexplicable que estemos dispuestos a gastar casi el doble en un producto que nos impide (o nos dificulta) hacer lo que ya vienen haciendo montones de smartphones o Tablets, o incluso equipos más antiguos, y que tienen un precio mucho más cercano a la gente común.

Esa gente común, que son los mismos que se dejan la vida por poseer un Iphone o un Ipad pero sin saber que perderán funciones que ya tienen en su Nokia N95, Omnia o Samsung F 480. Apple es maestro en un tipo de manipulación (hablo en términos positivos para ellos) que consiste en sacar un aparatito bonito para jugar, pero poco útil para trabajar, y con decenas de restricciones, luego va sacando al mercado a precios más altos las versiones mejoradas, que no son otra cosa que el mismo aparato con el nombre cambiado, menos restricciones que el anterior y una novedad tonta, que luego se quedará obsoleto ante otra versión mejorada.

Pero eso a la gente no le importa, ven una pantalla bonita y grande como la del Iphone 3G (que todavía tengo que demostrarle a la gente que es del mismo tamaño que la de un Nokia N97, porque no me lo creen. Hasta ese punto de manipulación mental se ha llegado), donde se juega con la sensación –SENSACIÓN, esa es la clave– de tener algo diferente y se desviven por él.

Indudablemente Jobs, ha entendido bien las reglas del mercado: créale a alguien la sensación de que necesita algo que tú tienes y todos irán como becerros tras el pastor. Si algún día tengo negocio propio, me gustaría tener a Jobs o alguien parecido como comercial de mis productos. Es la mejor manera de convertir lo que ya existe, lo que todos podemos tener sin gastarnos una millonada, en una nueva forma de vida.

Comentarios (1)

 

  1. Tienes mucha razon. Los productos de Apple son super lindos y livianos y el dia que compre un nuevo laptop sera un Mac. No creo que sea por la sensacion que Jobs causa (y tantos otros enbobados con Apple) ni por consideraciones de las que hablas de technologia que sea o no la mejor. Yo quiero un Mac porque si voy a estar metiendole mano a un aparato todo el dia mas vale que sea sexy, que me inspire deseo, que me guin~e el ojo y me sople besitos. Si de relacion intima se trata, pues que tenga buena pinta.

Escribir comentario

Últimos comentarios

  • Osvaldo:

    Gracias, Héctor. Share this… Facebook Pinterest Twitter Linkedin Print email ...

  • Emilio:

    La realidad de esta peli es que no habla de una amistad, sino que habla de una relacion Padre-Hijo, donde...

  • Juan Antonio Espeso:

    “¡Vete!, vete y no vuelvas nunca. Y si algún día te gana la nostalgia y regresas… No me busques....

  • Juan Carlos Rovira:

    Conviene recordar que, como dice Alejandro, lo que ahora se conoce como versión extendida es la versión...

  • Y,:

    Leyendo por aqui tus cosas. Y pensando en la muerte, no en la propia, que al final creo que uno se muere...

  • Mar Pérez:

    Buenas tardes. Actualmente estoy cursando una maestría y para obtener mi título estoy presentando la...